Agustín Alezzo abrió su propia escuela de formación profesional de actores y actrices hace 55 años. 

Creada en 1966, es no sólo la Escuela de Formación Actoral más antigua de la Argentina, sino también una de las usinas creativas y prolíficas de la enseñanza privada integral de actores y actrices de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Inició su accionar docente en un pequeño departamento de Barrio Norte, lindero con el espacio en donde daba clases su maestra Hedy Crilla. Ese emprendimiento fue un éxito, se llenaron las clases. Allí comenzó a formarse por ejemplo la gran actriz Alicia Bruzzo.

Paralelamente, Alezzo llevaba a cabo actividad docente en otras instituciones: en la Escuela Nacional de Arte Dramático (profesor de actuación, vicerrector y rector (1975), asesor de la dirección de la Escuela, profesor de pedagogía y dirección teatral en distintas etapas entre 1970 y 1992), en la Escuela de Bellas Artes de Azul (Universidad de La Plata), en el Teatro San Martín de la Ciudad de Buenos Aires, en el ballet de Oscar Araiz, y dictó cursos y asesoró en distintos grupos teatrales del interior del país, en España, Colombia, y Perú. Fue asesor del Teatro General San Martín y del Teatro Cervantes. 

En 1972 el maestro Alezzo alquiló el emblemático espacio de la calle Jean Jaures y Av. Córdoba, espacio que albergaría a la Escuela durante los 40 próximos años. Por los diversos talleres en esa sala han pasado y se han formado actores y directores de la talla de Julio Chavez, Leonardo Sbaraglia, Paola Krum, Campi, Alicia Bruzzo, Muriel Santa Ana, Juan Leyrado, Claudio Gallardou, Luisa Kulliock, Lidia Catalano, Ligia Piro, Beatriz Spelzini, Edgardo Moreira, Pepe López y Luis Agustoni, entre otros.

Desde el año 1966, la actividad de la Escuela de Formación Actoral Agustín Alezzo  se ha dado en forma ininterrumpida más allá de los cambios de lugar y de los vaivenes del devenir político de nuestro país.   

En el año 2009 finalmente Alezzo emigró de esa sala. A partir de ese momento la escuela debió mudarse en dos oportunidades, hasta llegar a la apertura del nuevo espacio de trabajo en la calle Aguirre 359.

La Escuela brinda una enseñanza sistematizada de técnica y oficio actoral. Su  propuesta incluye todas las edades y público en general, ya sean principiantes, avanzados y/o profesionales. Los adolescentes (entre 13 y 16 años) ingresan al entrenamiento en un taller exclusivo.